Nunca habrá recuperación económica de la mano de un empleo precario y de bajos salarios

A pesar de la caída del desempleo y la subida en la afiliación, la calidad del empleo sigue deteriorándose de manera preocupante. Además de la temporalidad, la parcialidad avanza imparable, y absorbe en torno al 40% del total de contratos, a lo que se une la elevada rotación laboral.

0
448
El mes de febrero se cierra con un nuevo descenso del paro, en términos interanuales, del 6,6% (6.074 parados menos) y deja la cifra de desempleo en 86.328 parados. La afiliación a la Seguridad Social también muestra un incremento del 1,5% (5.133 afiliaciones más), si bien por debajo de la media del conjunto nacional: 3,4%.
La contratación muestra un descenso (1,8%), mientras que en España la cifra de contratos crece un 5,5%. En cambio los contratos indefinidos arrojan una subida del 3,2%, no obstante este crecimiento esconde una trampa ya que parte se explica por el aumento que viene experimentando el contrato de emprendedores, que no deja de ser una fórmula más precaria de contratación. Asimismo, la temporalidad sigue siendo la nota dominante de forma que del total de contratos registrados en el mes de febrero el 90,3% son temporales.
A pesar de la caída del desempleo y la subida en la afiliación, la calidad del empleo sigue deteriorándose de manera preocupante. Además de la temporalidad, la parcialidad avanza imparable, y absorbe en torno al 40% del total de contratos, a lo que se une la elevada rotación laboral. Este empleo cada vez más precario tiene su reflejo en los salarios y hace que muchos trabajadores aún teniendo empleo no sean capaces de escapar de la pobreza y la exclusión social.
A la UGT nos preocupa el descenso de las tasas de cobertura de prestaciones por desempleo, donde más de la mitad de los desempleados carece de prestación. Ante esta situación deben reforzarse los mecanismos de protección social y poner en marcha de manera urgente la prestación de ingresos mínimos a nivel nacional.
La negociación colectiva es el instrumento fundamental para dignificar salarios y condiciones de trabajo, y así recuperar el poder adquisitivo perdido en estos años de crisis, impulsando la demanda interna y el consumo. La marcha de la economía, con tasas de crecimiento por encima del 3%, debe trasladarse a la ciudadanía. Por ello desde la UGT consideramos que las propuestas de la patronal de cara a la negociación colectiva abundan y ahondan en un mayor deterioro de las condiciones laborales. Asimismo es preciso seguir exigiendo la derogación inmediata de la reforma laboral.

No hay comentarios

Dejar respuesta

5 × 4 =