Aspecto de la rueda de prensa. De izquierda a derecha, Mar Celemín y Javier Fernández Lanero, de UGT, y José Manuel Zapico y Úrsula Szalata, de CCOO

Los secretarios generales de UGT y CCOO de Asturias, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, ofrecieron esta mañana una rueda de prensa inmediatamente después de la reunión que mantuvieron las comisiones ejecutivas de ambos sindicatos para analizar los retos que tienen por delante en los próximos meses. Fue el primer encuentro con el nuevo equipo de dirección de CCOO de Asturias tras la celebración del congreso de esta organización hace unas semanas.

Los dos secretarios generales coincidieron en destacar la importancia de la unidad de acción sindical y se reafirmaron con contundencia en ella como “patrimonio de los trabajadores” en palabras de Fernández Lanero y “elemento estratégico” según la definición que empleó Zapico.

Abrió las intervenciones ante los medios el secretario general de la UGT asturiana, quien destacó que es prioritario que se alcance por fin un acuerdo salarial a nivel estatal con una banda de incremento entre el 1,8% y el 3%. Fernández Lanero hizo un repaso a los principales temas que tienen los dos sindicatos mayoritarios asturianos en este momento encima de la mesa, la gran mayoría relacionados con una reforma laboral cuya derogación volvió a reclamar, por haber creado “tanta pobreza, precariedad y desigualdad”. También abogó por la supresión de la reforma de las pensiones y anunció una gran movilización en otoño por este motivo, que se organizará a escala nacional. Fernández Lanero incidió además en la necesidad de que el SMI alcance los 1.000 € tal y como recomienda la Carta Social Europea. También pidió el establecimiento de una renta básica y la recuperación de la ultraactividad de los convenios que eliminó la reforma laboral.

En cuanto a la situación regional, el secretario general de UGT Asturias reclamó a la izquierda “que se ponga de acuerdo, pues no existe otra salida que entenderse” y pidió más impulso a la concertación en mesas muy importantes que van con gran retraso, como las de industria y construcción. Asimismo criticó la situación de las infraestructuras y consideró “una vergüenza” lo poco que cuenta Asturias para el Gobierno central en esta materia. También recordó la exigencia de un pacto de estado contra la violencia de género.

En la misma línea, José Manuel Zapico calificó la reunión de agradable y mostró la disposición de la nueva comisión ejecutiva de CCOO de mantener con UGT un diálogo sincero y leal, destacando las grandes coincidencias en temas generales de ambas organizaciones. Zapico aprovechó la comparecencia con los medios para poner de relieve la difícil situación de Asturias, “con 30.000 parados más que hace 10 años” y manifestó que la unidad social en Asturias debe ser también unidad política para cuestiones centrales. También señaló que la política de recortes del PP en ningún caso servirá como salida a la crisis, sino que “al contrario, solo sirve para bombardear el estado de bienestar”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

14 + Doce =