Este mediodía se reunió el jurado de los Premios Primero de Mayo de la Unión General de Trabajadores de Asturias, que reconocen anualmente los méritos de personas o colectivos con un trabajo destacado por la mejora de la sociedad y de las condiciones de vida y trabajo.

En esta edición, que hace ya la número veintiuno, los miembros del jurado han considerado merecedora de la Insignia de Oro, máximo reconocimiento del sindicato, a María Teresa Fernández de la Vega, ex vicepresidenta del Gobierno de España y primera mujer en nuestra historia en asumir estas funciones, por su incansable activismo en la defensa de la igualdad, y muy concretamente por su tarea como presidenta de Fundación Mujeres por África, cuyo principal objetivo es contribuir al desarrollo del continente africano a través del apoyo y acompañamiento a sus mujeres, que constituyen su gran motor de progreso.

Mujeres por África está comprometida con la democracia, la gobernanza, la paz, los derechos humanos y el desarrollo económico y social sostenible. Y todo ello en clave de igualdad como el factor más poderoso de transformación social, un aspecto en el que el jurado ha querido hacer especial hincapié este año, cuando se acaba de cumplir una década de la puesta en marcha de la Ley de Igualdad en nuestro país, por un gobierno del que precisamente formaba parte María Teresa Fernández de la Vega.

Además, se han otorgado las Insignias de Plata, que premian el trabajo sindical, donde el reconocimiento a la Militancia y la dedicación es para el veterano José Ramón García Menéndez, minero jubilado. Afiliado desde los tiempos de la clandestinidad, fue uno de los cinco compañeros que participó en la conocida reunión del bar Nápoles en Mieres donde se decidió la reorganización del SOMA en 1975. Finalizada su vida laboral -que comenzó en la mina Artemisa de San Frechoso-Olloniego en 1963, pasando por Hulleras de Veguín, y el pozo San Nicolás- continuó colaborando activamente con el sindicato en la federación de Pensionistas, primero en Olloniego y luego en la comarca de Caudal, donde a día de hoy aún sigue como vocal.

El Premio a la Labor sindical de base –Insignia de Plata- ha recaído en Antonio González Menéndez, del sector del metal y afiliado desde 1987. Calderero y ajustador de profesión, empezó su actividad sindical en la empresa Montrasa, donde creo la sección sindical y donde siempre se ganaron las elecciones sindicales con mayoría absoluta de UGT. González conocido como “el montrasu”, trabajó trabajó luego en Montrasa Maessa y más tarde en Daorje, formó parte de la comisión ejecutiva del Metal de UGT Avilés y fue un gran impulsor de los acuerdos de la industria auxiliar de Arcelor en 1992, que siguen regulando la situación de las empresas auxiliares. Ya jubilado, continúa colaborando diariamente con el sindicato.

Finalmente, la Insignia de Plata a la Sección sindical con labor más destacada en el último año ha sido para la sección sindical del Ayuntamiento de Llanes, por los excelentes resultados obtenidos en las últimas elecciones sindicales, con 9 representantes para UGT de los 10 elegidos. La sección sindical también presenta muy buenos resultados en materia de afiliación, como consecuencia del buen trabajo sindical que viene realizando pese a unas relaciones laborales muy difíciles y enrarecidas ante la intento permanente de descrédito por parte del actual equipo de gobierno local.

El acto de entrega de premios tendrá lugar en el salón de actos Manuel Fernández López Lito, de la sede de UGT en Oviedo, el próximo 28 de abril a las seis de la tarde.

Reunión del jurado. Empezando por la izquierda, Manuel Antonio Fernández, Emilia Alonso, Nerea Monroy, Javier Fernández Lanero, Abel Suárez, Julio Villapún y Ángel Uría.
Reunión del jurado. Empezando por la izquierda, Manuel Antonio Fernández, Emilia Alonso, Nerea Monroy, Javier Fernández Lanero, Abel Suárez, Julio Villapún y Ángel Uría.

No hay comentarios

Dejar respuesta

6 + dieciocho =